Emigrar “de paquete”, el verdadero reto

05.03.2015

Categorías: Invitados al blog

Siempre hablamos de los que emigramos, de buscar trabajo fuera, de lo dfícil que es al principio pero lo reconfortante que es ver como van saliendo las cosas y poco a poco te vas encontrando agusto con tu destino.

Están los que buscan trabajo fuera, y lo encuentran. Pero, ¿qué hay de quien los acompañan a estos? ¿Serían tan exitosos sin el apoyo de estos “héroes”? Alguna vez os habéis parado a pensar en el importante rol que tiene el/la acompañante?

pareja

[sc:Intro ]

Como no puedo daros un punto de vista objetivo ya que yo no he estado en esa piel (aunque sé que muchas de vosotras sí lo estáis, y así lo reflejasteis en esta encuesta), he invitado a mi amiga Olalla  para que os lo cuente ella en primera persona.

A Olalla la conocí gracias a la comunidad de “viviralmáximo”, y desde que empecé a leer su blog me sentí super identificada con ella. Los motivos por los que emigró, sus pensamientos, su exmundo gris… La admiro muchísimo porque hay que tener “un par” para irse a Alemania sin hablar ni papa, ser madre allí, y además contarlo con la gracia que lo cuenta.

Os dejo con esta héroe, que como ella, sois muchas las que estáis detrás de la pantalla apoyando a vuestras parejas en el extranjero.

¡A por ello Olalla!

**************

Emigrar de paquete.

[sc:Intro ]

Perdón. ¿De qué?

Perdón. ¿De qué?

[sc:Intro ]

De paquete.

¿Y eso qué es?

Sí, mujer. Emigrar en pareja cuando es la otra persona la que tiene el trabajo importante, ése por el que merece la pena moverse, y tú te vas con él, o ella, “de paquete” a ver cómo te las apañas.

Me presento. Me llamo Olalla, soy de La Coruña, tengo 33 años y desde enero de 2013 vivo en Múnich, Alemania, con mi pareja y nuestro precioso bebé de 7 meses.

Tengo un blog, en el que cuento mi experiencia, y también mis delirios:

www.adiosalgris.com

Vamos por partes.

 [sc:Intro ] [sc:Intro ]

¿Cómo empezó todo?

Allá por el 2012, tanto mi chico como yo teníamos ganas de cambiar de aires.

¿El motivo? Múltiple.

Motivos para emigrar

 [sc:Intro ]

“Al llegar a los 30 tuve una especie de crisis existencial”

En mi caso, además, al llegar a los 30, tuve una especie de crisis existencial. Tras 8 años trabajando como abogada, me colapsé. Necesitaba salir del gris en el que estaba viviendo (sí, de ahí viene el nombre de mi blog), y empezar de cero en otro país me parecía de lo más motivador.

Así que, finalmente, nos animamos.

 
Yepaaa…!! P’alante, como los de Alicante

Yepaaa…!! P’alante, como los de Alicante

Decidimos irnos para sentar las bases para un futuro mejor. Para nosotros, y también para nuestros futuros churumbeles, ya que ambos soñábamos con formar pronto una familia.

Con esa idea en mente, elegimos destino. Y Múnich, ciudad que nos rechifla, nos pareció que encajaba 100% en nuestro plan.

 [sc:Intro ]

¿Cómo lo hicimos?

Mi chico habla perfectamente alemán, así que caía de cajón que sería él quien podría encontrar el trabajo que nos diese la oportunidad de venir.

Cuando ese trabajo apareció, nos mudamos, y, tras un par de semanas de aterrizaje, él comenzó con su nueva rutina.

 [sc:Intro ]

¿Y yo?

Pues muerta de miedo y más sola que la una. Así me pasé mis primeras semanas aquí.

 
Que nadie me mire, que nadie me hable, que a esta gente no hay quien la entienda…

Que nadie me mire, que nadie me hable, que a esta gente no hay quien la entienda…

Si te estás preguntando cuál era mi nivel de alemán por entonces, yo te lo cuento. Cero. PELOTERO.

Por suerte, mi bloqueo mental pasó y pude empezar a ver las cosas con más claridad.

 [sc:Intro ]

¿A qué me dediqué?

Pues resulta que yo, mujer previsora y fan de controlar la situación, traía en mente mil proyectos a los que pensaba dedicarme desde el minuto uno.

¿Y qué ocurrió?

Pues que todos ellos se fueron a la porra.

Cuando llegué, la realidad se impuso y tuve que reordenar mis prioridades.

Si pretendía integrarme y ser independiente en mi nueva ciudad, lo primero que tenía que hacer era aprender alemán. Lo demás iba a tener que esperar.

Así que me dediqué a ello como si fuese un trabajo, de lunes a viernes. Me apunté a cursos intensivos, hice tándems todas las semanas y me esforcé por practicar.

¿Y sabes qué conseguí?

Sentirme fenomenal.

Seeeeeh…!!

Seeeeeh…!!

 

Comencé a tener mi propia rutina, a integrarme, a sentirme productiva al ver mis progresos, a conocer a gente de todas partes del mundo y hacer mis primeros amigos en esta ciudad.

En definitiva, comencé a disfrutar al máximo de la experiencia.

Y entonces nuestro sueño de formar una familia empezó a tomar forma, ¡me quedé embarazada!

Y así comenzó una nueva etapa, totalmente diferente a la anterior: la de la maternidad en el extranjero. Sobre ella, si te interesa, te hablo otro día, para no alargar este post hasta el infinito y más allá.

 

¿Qué ha sido para mí lo mejor de emigrar “de paquete”?

Sin duda, la experiencia tan enriquecedora y motivadora que supone vivir en otro país.

¿Y lo peor?

La dependencia inicial. Te guste o no, durante un tiempo eres dependiente de tu pareja. Y eso puede resultar difícil de gestionar si estás acostumbrada a todo lo contrario.

Finalmente, a modo de conclusión, te diré que hoy somos muy felices aquí. Hemos encontrado lo que veníamos buscando. Vivimos muy tranquilos, tenemos a nuestro bebé, disponemos de tiempo y energías para dedicarle, la ciudad nos encanta y vemos opciones de futuro.

¿Cuál ha sido la clave?

Creo que el haber tenido un objetivo claro y común desde el principio. Ese objetivo es el que nos motivó para seguir adelante en los momentos difíciles.

 [sc:Intro ]

Gracias Elisa por invitarme a asomarme por aquí. Y enhorabuena por tu blog, que es, sin duda alguna, de gran ayuda para todas nosotras.

¡Hasta pronto!

 
¡Un abrazo!

¡Un abrazo!

******   Muchas gracias a ti Olalla por colaborar en el blog, me ha encantado tenerte por aquí  y os deseo lo mejorcito en Munich, como dice el “típico-tópico”, no importa donde estés, sino con quién 🙂 ¡Un abrazote! [sc:Intro ]  

¡Es tu turno! ¿Has emigrado acompañante y te has sentido como Olalla? ¿Cómo conseguiste adaptarte a tu nuevo destino y situación? ¿Estás a punto de emigrar con tu pareja y no tienes ni idea de qué va a ser de ti? ¿Tienes alguna pregunta para Olalla? ¡Dispara!

 

7 comentarios en “Emigrar “de paquete”, el verdadero reto

  1. Miriam Gandia

    Hola!

    Mi primera vez por aquí, gran artículo. Emigrar para muchas personas no es fácil. Yo estuve tres años viviendo en Londres, fue una buena experiencia pero durillo.

    Ánimos a todos aquellos que se van a extranjero a buscarse la vida.

    Saludos,
    Miriam

    Responder

Deja un comentario