No me hagas ni caso

18.12.2014

Categorías: reflexiones

Hace 5 meses que decidí crear este blog, un espacio donde chicas emigrantes repartidas por el mundo encontráramos un espacio donde nos entendiéramos y donde nos sintiéramos comprendidas por personas que viven o han vivido una situación similar.

[sc:Intro ]

Cuando lo creé no sabía muy bien lo que iba a ocurrir. Sabía lo que quería, pero no esperaba encontrarme a tanta gente que pensara como yo y con las que encontrara una gran similitud con sus historias.

Imagen de Pixabay

Imagen de Pixabay

[sc:Intro ]

Por primera vez en mucho tiempo, no me sentí  incomprendida con mis decisiones. Empecé a ver cómo más personas estaban insatisfechas con su vida en España y decidían poner rumbo al extranjero. Pero no solo eso, sino que dejaban sus trabajo para encontrar una evolución personal y profesional que no podía encontrar en la vida que ellas tenían.

No podía creérmelo, no estaba sola. Realmente somos muchos puntitos pequeños alrededor del mapa mundi que tienen sueños, anhelos, objetivos y aspiraciones.

Empezaba a sentirme con la “obligación” de escribir cada semana para lograr llegar cada vez a personas como yo, que pudieran sentirse incomprendidas. Y esto pasaba por crear un blog que valiera la pena.

[sc:Intro ]

El sueño de cualquier blogger

Pero no todo fue tan bonito. Al principio pasé muchas horas encerrada en casa, trabajando más de 10 horas al día intentando diseñar el blog, aprendiendo sobre wordpress, aprendiendo sobre marketing online y redes sociales, desarrollando mi escritura, y estructurando en mi cabeza todo lo que quería que fuera el blog.

Todo esto, sin contar las semanas de trabajo previas con Ángel en su curso “El Nicho Perfecto” intentando darle forma a una idea que rondaba mi cabeza pero que no sabía muy bien como implementarla.

Una vez conseguí tener el blog listo, pasó algo que no me esperaba: me asusté.

Con un blog diseñado por profesionales, pensado al detalle por mí, y con un trabajo previo detrás, y no era capaz de lanzarlo. ¡El miedo al vacío se había apoderado de mí!

[sc:Intro ]

Desatascarte, lo que más cuesta

Menos mal que no me bloqueé por mucho tiempo.

Un día decidí que ya era hora de mostrar todo en lo que llevaba meses trabajando e inviertiendo gran parte de mi tiempo. Y lancé el blog, lo publiqué, y me sentí orgullosa de haberlo hecho. Conseguí lanzarme al vacío.

Empecé como todos los bloggers novatos, con mucha ilusión, con ganas de comerse el mundo y con creencia de que con muchas horas de trabajo los resultados vendrían pronto.

Pero la realidad me vino a visitar, y me dejó muy clarito que en la blogosfera la palabra “paciencia” debe ir instalado como un plugin de wordpress. Ya que hasta que empiezas a producir un buen contenido y la gente te conoce, pasa un tiempo considerable.

[sc:Intro ]

No hay nada inmediato, pero en la blogosfera menos

Aprendí que las personas que logran vivir de su blog, tienen más de 12 horas diarias invertidas en ello, y no menos de 2 años escribiendo. Que la suerte no pasa a visitarles, y que la palabra trabajo, trabajo y más trabajo ya va en su ADN.

Con tantas horas en el ordenador, mi contacto con el mundo exterior fue disminuyendo, y con ello mi inspiración, y mi creatividad. Si a eso le sumas vivir en un país extranjero en el que no conoces a nadie, el escenario no era muy alentador: ¡estaba absorbida por mi propio blog!

[sc:Intro ]

 Prueba-error: esto me funciona, esto no

Por suerte, supe reaccionar a tiempo. Entendí, que lo que le funciona a otros, puede no funcionarte a ti, pues cada situación y cada circunstancia es diferente, y en ocasiones no es posible extrapolarlo a cualquier otra.

Aprendí que necesitaba abrirme al mundo, al contacto con otras personas, necesitaba tener ingresos y necesitaba trabajar como siempre había hecho. Como os conté la semana pasada, la búsqueda de empleo fue dura, pero tras varias semanas de trabajo, lo conseguí.

Y entonces encontré mi equilibrio. Me encontré entre mi yo online (blog) y mi yo offline( mi trabajo), y descubrí que ese es mi punto medio, el que combina ambos campos y disfruta de ambos.

[sc:Intro ]

Cada persona es un mundo

Entendí que cada persona es diferente, y que solo uno mismo puede encontrar el punto de equilibrio que le funciona, ese con el que se siente en paz, en armonía y sin sobresaltos ni bajones muy grandes.

Que la vida que llevaban otras personas, realmente no era la que yo quería vivir, por muy atractiva que me pareciera.

[sc:Intro ]

Todos sabemos lo que queremos, o al menos lo que NO queremos

Esta semana querida lectora, quiero decirte que no me hagas caso a mí, sino que te hagas caso a ti misma. Que escuches esa vocecilla interior que te habla a gritos pero tu intentas acallar. Esa que te dice “esto no me mola nada”, pero sigues haciéndolo. O esa que te dice “me apetecería probar esto” pero prefieres ignorarla y seguir con otras cosas.

Porque te dicen que sigas tu pasión, que esto y lo otro. Pero ¿qué pasaría si empezáramos a hacer lo que sentimos en cada momento? ¿Acaso nuestro cerebro no tiene la suficiente información como para actuar en consecuencia?

Esta semana solo voy a hacerte una pregunta, y me encantaría que la respondieras en los comentarios:

¿Haces caso a tu intuición?

Con este post para reflexionar me despido hasta 2015. Me tomo unas vacaciones de mundo “online” para volver al mundo “offline.

Te espero, te leo, y te escribo muy pronto.

Un abrazo

Elisa

13 comentarios en “No me hagas ni caso

  1. elisa

    Holaaaa,Eli, la intuicòn es aquel sentimiento que te avisa y te alerta de lo que puede pasar,pero no siempre la escuchamos,pero nunca te engaña.Siempre va con nostros y cuanto màs caso le hacemos màs la desarrollaremos. FELICES FIESTAS a tod@s.

    Responder
    1. Elisa Autor

      Hola Elisa!! Estoy totalmente de acuerdo, a veces nos pensamos que nuestra intuición nos traiciona, cuando creo que nos da muchísima información que deberíamos de escuchar más. Nadie como nosotros sabemos lo que nos funciona o lo que no. Un abrazo enorme!

      Responder
  2. Sergi

    Eli, yo no soy chica pero espero que me dejes participar en el blog… Te felicito por este post, está genial!!! Yo también pienso que todos somos únicos en el mundo y debemos interpretar la realidad a nuestra manera no como nos la muestran otros. Como dices, los resultados no se ven rápido pero fíjate que te estás creando un perfil de persona emprendedora y proactiva y eso transmite mucho. Para mí, personas como tú tienen mucho valor. Espero que sigas con las publicaciones y mantengas el ánimo. Recuerda lo que dijo Steve Jobs en el famoso discurso en la universidad de Stanford: “Nuevamente, no se pueden unir los distintos puntos mirando para adelante; se pueden unir únicamente mirando hacia atrás. Así que deben confiar que de alguna manera los puntos se unirán en el futuro. Deben confiar en algo sus agallas, el destino, la vida, el karma, lo que sea. Este enfoque no me ha traicionado nunca, e hizo toda la diferencia en mi vida”
    Un saludo fuerte!!!!

    Responder
  3. María Alonso

    Qué razón tienes Elisa!!! A mi la intuición me ha avisado muchas veces y el no hacerle caso siempre me ha pasado factura así que después de muchos años de hacerme la sorda, mi intuición me ha dado una bofetada en la cara y no me ha quedado más remedio que escucharla! La verdad es que no me podría ir mejor. Aún estoy en proceso de adaptación pero un poquito mejor cada día…en algún sitio he leído que “la vida es lo que pasa mientras tú haces otros planes” así que felices fiestas a todos y muuuucha suerte en el 2015 para los que se han ido, para los que se quedan y también para los que se van.

    Responder
    1. Elisa Autor

      Hola María! Feliz 2015! La verdad es que cuanto más practicamos lo de escuchar lo que queremos más desarrollamos esa habilidad. Lo malo es que cuando estás un tiempo sin escucharla, dejas de usarla y eso es muy peligroso, pues al final acabas haciendo lo que los demás quieren y no lo que tu quieres. Te deseo todo lo mejorcito para este año que empieza. Un abrazo!

      Responder
  4. Roseta

    Buenas Elisa!…. a mi la intuición me funciona cuando hago meditación que tengo la mente y el alma tranquila, ahí si que la suelo escuchar y me funciona.
    Felices fiestas para todo el mundo!! Xauuu

    Responder
    1. Elisa Autor

      Hola Roseta! Yo tengo pendiente empezar a meditar, ando un poco perdida y no sé por donde empezar, pero todo el mundo habla tan bien de ello que me gustaría probarlo. Creo que este año que empieza puede ser un buen momento. Un besito!

      Responder
  5. cristina

    No puedes estar 8 horas diarias con el blog, tienes que hacer vida social, gimnasio, caminar, actividades, ir de copas y naturalmente trabajar.
    Vale la pena hacer una entrada mensual ,y escribir anécdotas que te has ido encontrado en el trabajo, comprando ….. y naturalmente consejos de trabajo, alquiler de piso, comprar ropa, muebles que sean baratos …. Viajes …….

    Responder
    1. Elisa Autor

      Hola Cristina! Tienes razón, es fundamental combinar tu blog con tu vida normal, y que no sea el blog el que te marque el ritmo. Hay semanas que me organizo mejor que otras, pero generalmente siempre voy corriendo para llegar al post semanal. Tengo que pensar cómo me organizo este 2015. Muchas gracias por tu consejo!

      Responder
  6. Pau Navarro

    Un artículo en el que seguramente muchos se sentirán identificados Elisa 🙂 Hay muchas falsas creencias acerca de poder vivir de un blog y bastante gente que cree que tan sólo escribiendo y dedicándole menos de 4 horas semanales van a conseguirlo. La realidad, como tú bien dices, es que a menudo exige más horas que un trabajo fijo en una empresa.

    Por eso es importante no obsesionarse y compaginar bien el yo offilne con el yo online, para que uno no se coma al otro y nos demos cuenta de ello al cabo de varios años.

    Respecto a tu pregunta, no sabría contestarte si sigo mi intuición ya que es la suma de muchos factores, pero mi intuición me dice que sí 😉

    ¡Saludos!

    Responder
    1. Elisa Autor

      Hola Pau! Bienvenido a mi rinconcito! Qué ilusión me ha hecho tu comentario 🙂

      Estoy muy de acuerdo contigo, parece que para tener un blog profesional debes vivir de él. Mi idea es tener un blog profesional pero poder compaginarlo con mi trabajo offline, de esa forma he encontrado mi equilibrio. Espero que cada uno encuentre el suyo, y no tire la toalla por no poder publicar semanalmente o poder tener tanto éxito como algunos bloggers.

      Al final tu éxito siempre es el equilibrio contigo mismo.

      Un abrazo enorme y a seguir con la intuición!

      Responder
  7. Pingback: 3 tácticas infalibles para cumplir lo que te propongas este 2015 -

  8. Pingback: ¿Vas a emigrar este 2015? Empieza por aquí -

Deja un comentario