7 tips que te ayudarán a susperar los momentos de bajón en tu emigración

20.11.2014

Categorías: emigración

[sc:Intro ] Si algo tiene un emigrante, son bajones.

Qué leches, los tiene cualquier persona.

Pero claro, basta que estés en el extranjero, para que el bajón sea aun más depresivo. No tienes a tu familia o amigos cerca para sentirte arropado de alguna forma, y eso duele.

El que diga que no ha pasado bajones estando fuera, miente. El que más y el que menos, ha tenido un momento difícil.

Despedidas, enfermedades, no poder estar en España en situaciones complicadas cuando te necesitan, un desamor, perderte una boda a la que tenías ganas de asistir, una cena, un momento concreto, lo que sea, a veces estar en el extranjero se hace bastante complicado.

Ya me conocéis, no me gusta hablar de cosas negativas en lo referente a emigrar. Básicamente, porque para cosas negativas, ya hay otros medios. Además de que no es mi estilo estar dando de pena, cuando realmente hay bastante cosas buenas en las que recrearse como para solo centrarse en las malas. Pero también me gusta ser consecuente con lo que escribo, y sé que la emigración, además de tener etapas muy chulas, aprender muchas cosas nuevas, abrirte la mente y todo eso, también tiene su punto malo, como todo.

Como emigrante he pasado varios de ellos, unos más intensos que otros, pero los he superado. Al final, cuando tienes un objetivo claro, o al menos sabes lo que NO quieres, y todo lo que te ha costado llegar donde estás en ese momento, hace que sigas adelante.

Imagen de Pixabay

Imagen de Pixabay

Nadie está hecho de piedra, pero yo he encontrado varias cosas que me ayudan a superar malos momentos. No solucionan tu problema, pero al menos hacen más llevadera tu agonía, y hace que un día gris, empieces a verlo de otra forma.

Cada bajón me ha enseñado que cuando pasa, algo muy bueno te espera después. Entonces, ¿por qué no echarle narices al asunto y salir adelante?

Ahí van algunos consejillos:

 [sc:Intro ]

Consejo 1: Llora, llora y llora

Qué manía tenemos de intentar estar bien cuando realmente por dentro nos encontramos fatal, y solo tenemos ganas de llorar, de explotar y decir: ¡esto es una mierda! Tómate ese tiempo de bajón, tienes derecho a pasarlo, y no solo es que puedes, es que debes desahogarte para poder pasar página y para entender realmente qué te hace tanto daño.

  [sc:Intro ]

Consejo 2: Relativiza la situación

Vale, ya te has pegado la plorera padre, y ¿ahora qué? Pues depende. Depende de lo grave de la situación. Normalmente cuando las situaciones implican enfermedad propia o en la familia, suele ser bastante difícil de digerir y debes de tomar varias decisiones al respecto. Hay tantos factores subjetivos en una situación personal difícil que al final uno tiene que hacer lo que el cuerpo le pida.

Pero si lo que te atormenta no tiene que ver con esto, ¿no crees que tiene que haber alguna forma de superarlo o solucionarlo?

 [sc:Intro ]

 Consejo 3: Piensa, analiza y actúa

Normalmente tu agonía viene acompañada de ciertas decisiones que debes tomar, por ejemplo: si puedes o debes bajar a España por algo en concreto, si debes de arriesgarte a cambiar de trabajo aun sabiendo que no tienes nada si la cosa sale mal o si debes dejar atrás algo de tu anterior vida para superar un desamor.

Ante esta situación solemos bloquearnos, y al final no vamos hacia ningún sitio. Párate y piensa sobre eso que te atormenta, ¿Cómo puedes solucionarlo? ¿qué pros y contras tiene cada una de las soluciones? ¿con cuál te sientes más cómoda?

  [sc:Intro ]

  [sc:Intro ]

Consejo 4: Sé flexible y abraza los cambios

¿Tenías pensado bajar por Navidad y no te han dado vacaciones en el trabajo? Vuela en enero y en lugar de estar 7 días, estate dos semanas por la mitad de precio, o incluso compra los vuelos para bajar dos veces por el mismo precio. A grandes problemas, grandes soluciones.

No podemos planificarlo todo, y cuando eres emigrante menos. Los cambios de trabajo, los precios de los vuelos, las situaciones familiares, la inestabilidad en general hace que no podamos planificar casi nada. Porque ahora estamos aquí, pero en dos meses, ¿quién sabe? Puede que incluso el próximo mes cambies de país porque tengas una oferta de trabajo.

Debemos aprender a vivir con ello, y si lo pensáis, aunque es una auténtica faena por no poder planificar, hace que cada año en tu vida de emigrante sea un auténtico reto, y que esa sensación de libertad y de vértigo al mismo tiempo, te haga sentir viva.

  [sc:Intro ]

Consejo 5: Alegra tu día

Hay días claves que a una se le hacen cuesta arriba. Normalmente son los relacionados con reuniones familiares o de amigos en las que tú no puedes estar presente. ¿Cómo superarlas? Haciendo que ese día pase lo más rápido posible.

Ponte música animada, arréglate, mantente ocupada, sal a la calle, visita el lugar favorito de tu destino, recuérdate a ti misma por qué estás allí. Lo sé, cuando vuelvas a casa las fotos de facebook te estarán esperando. No pasa nada, no se puede estar en dos sitios a la misma vez, ¡al menos de momento!

 [sc:Intro ]

 [sc:Intro ]

 Consejo 6: No olvides qué te llevó a dónde estás

¿Alguna vez has tenido ganas de coger la maleta y volver a España? Porque yo sí, sobre todo al principio de la emigración, donde todo es muy complicado y no ves casi resultados. Piensas, ¿merece la pena? Pues sí, la merece.

Date tiempo a ti misma, y ten paciencia. No olvides qué te llevó a marcharte y todo lo que te ha costado llegar a estar donde estas ahora, escribe una carta si hace falta para no olvidarlo nunca.

 [sc:Intro ]

 Consejo 7: Nunca pierdas la ilusión

 Porque es la que mueve montañas, porque es por la que vas cada día a currar a sabiendas de que sólo entiendes parte de lo que te dicen por el idioma, porque es la que te hace disfrutar de tus logros, porque es la que saca tu sonrisa cuando algo bueno ocurre, porque es la que iluminará tu camino cuando todo parezca estar oscuro y sombrío. Porque al fin y al cabo, te llevará a donde tú quieras ir.

****

Te dejo este vídeo motivacional, ¡solo con verlo ya te vienes arriba!

  [sc:Intro ]

 [sc:Intro ]

¿Y tú? ¿Alguna vez has tenido la sensación de no querer estar en un momento concreto dónde estabas y poder estar en España con los tuyos aunque solo fuera un día? ¿Has tenido ganas de hacer las maletas y volverte a España por alguna situación desagradable?¿ ¿La inestabilidad que tienes hace que no puedas planificar con más de 2 meses vista? ¿Has superado alguna situación difícil durante tu emigración y quieres compartirla? Si es así, ¿cómo la superaste?

[sc:Intro ]

Te espero en los comentarios como siempre, me encantaría saber si tú también has tenido bajones   como el resto de los mortales emigrantes, y cómo los has superado. Seguro que podremos aprender algo de ti.

¡Un abrazo enorme!

Elisa

PD: ¿Todavía no recibes los post en tu mail? Apúntate aquí

8 comentarios en “7 tips que te ayudarán a susperar los momentos de bajón en tu emigración

  1. Caro chan

    Dos meses vista dice!! Ni una semana, estar aquí es el caos más grande que jamás he vivido, y aún así me encanta, hasta me han ofrecido pagarme el billete de navidades a España y es que no puedo ni cogerlo porque no sé que va a ser de mi vida!!! Awwwww!!!!

    Gracias por los tips neni, a veces viene muy bien que te recuerden las cosas…Que somos olvidadizos <3

    Un besazo enorme

    Chuuuu!!!

    Responder
    1. Elisa Autor

      jaja Ya te digo, no hay forma de planear nada, pero es que pasa el tiempo y tampoco! Pero es una sensación de incertidumbre y libertad al mismo tiempo que engancha un poco jaja. Yo iría por Navidad, pero es una opción muy personal. Suerte guapa!! Un besitooooo

      Responder
  2. Beatriz

    Hola Elisa, acabo de descubrir tu blog y este post es justo lo que necesitaba. Llevo casi dos años en Carolina del Norte y, sí, emigrar compensa, pero los momentos de bajón aquí son mucho peores que en España.

    Gracias por crear un espacio para nosotras, te estaré siguiendo! 🙂

    Responder
    1. Elisa Autor

      Hola Beatriz! Qué alegría tenerte por aquí 🙂 Es cierto, emigrar te compensa, sino no seguirías allí, pero hay muchos momentos duros que hay que pasar como puedas. Yo he tenido varios de ellos también, por eso el motivo del post. Nos leemos!! Un besito

      Responder
  3. Marina

    Hola Elisa,
    He encontrado tu blog de casualidad pues estoy buscando discusiones sobre un tema en particular.
    Emigré sola a Francia desde Sudamerica hace 14 años. Estudié, trabajo, tengo amigos. Tengo una vida de soltera feliz y un trabajo que me gusta.
    De que quiero hablar? Pues en mis ultimos viajes de visita a mi pais natal he notado que mis relaciones con mi familia se han enfriado que digo! son glaciales!!!. Por lo tanto siempre me habia entendido bien con ellos.
    Pensé al principio que era mi culpa, al pasar de un pais conservador a otro mas liberal mi modo de ver la vida cambió completamente, al punto que ya hay muchos temas de los que no puedo hablar con ellos. Siento que no les interesa ni siquiera conocer mi modo de vida. He tratado de abordar el problema con ellos pero la respuesta fue al principio evasiva y ahora hasta agresiva…
    Conversando con gente que conozco tambien emigrantes, constato que es algo que pasa mas seguido de lo que uno se imagina. Pero la gente no lo dice, es casi un tabu! Como tu familia se va enojar contigo? No se supone que deben recibirte con alegria? Estaba buscando en internet experiencias de este tipo y como superarlas.
    Ya alguien te ha hablado de esto?
    Gracias por tu tiempo. Que tengas buen dia.

    Responder
    1. Elisa Autor

      Hola Marina! Muchas gracias por tu comentario! La verdad es que cuanto más tiempo estás en un sitio diferente al de tu origen, más vas cambiando tu forma de pensar. Y si antes podías tener algunas diferencias, pues poco a poco se van haciendo más grandes. Yo opino que tu familia siempre te va a querer, aunque no entienda todas tus decisiones. Un abrazo!

      Responder

Deja un comentario